Artículo

Labrador: ¿Hay alguna enfermedad típica?


Un labrador puede experimentar problemas en las articulaciones debido a su tamaño, y ocasionalmente la raza también sufre de enfermedades oculares. De lo contrario, los perros simpáticos son robustos y ágiles. El Labrador tiende a tener problemas en las articulaciones - Imagen: Shutterstock / Dmitry Kalinovsky

Se pueden evitar muchas de las enfermedades típicas del Labrador, las enfermedades hereditarias incurables son muy raras. Es importante que los laboratorios de adultos hagan suficiente ejercicio y empleo.

Problemas articulares con el labrador

Al igual que otras razas de perros grandes, el Labrador es propenso a problemas en las articulaciones. Los criadores serios se aseguran de que solo se apareen con padres sanos. Sin embargo, puede suceder que los labradores nazcan con una predisposición a la llamada displasia del codo o la cadera. La enfermedad es el crecimiento incorrecto de las articulaciones que causan un gran dolor al perro cuando se mueve. Como a los labradores generalmente les gusta moverse mucho, esta es una carga correspondiente para el amigo de cuatro patas.

Sin embargo, el brote de la enfermedad puede evitarse o al menos retrasarse con la nutrición y el tratamiento adecuados en la edad de los cachorros. Los bebés pequeños de Labrador deben ser alimentados según sea necesario para que sus huesos no crezcan demasiado rápido. De lo contrario, se volverán inestables y pueden ocurrir desarrollos indeseables. Además, los cachorros de Labrador no deben subir demasiadas escaleras ni realizar movimientos similares que tensen las articulaciones aún jóvenes.

Otras enfermedades del labrador

Los labradores también pueden sufrir enfermedades como la atrofia progresiva de la retina (ARP) o la catarata hereditaria (HC). Las enfermedades oculares se heredan y pueden conducir a la ceguera. Esto se puede evitar también asegurándose de obtener un buen criador que haga que sus padres hagan pruebas periódicas de enfermedades hereditarias y solo se reproduzca con perros sanos. Asegúrese de tener los hallazgos veterinarios actuales de los padres de Labrador presentes antes de comprar.

Labrador Retriever: un gran perro familiar

Muy raras, pero las enfermedades típicas para el Labrador son la axonopatía y la leucodistrofia de fibrinoides. Los movimientos excesivos y las caídas frecuentes son síntomas de axonopatía. La leucodistrofia fibrinoide afecta la médula espinal y se manifiesta en el primer año de vida a través de trastornos del movimiento hasta la parálisis.