Artículo

Laringitis en perros: ¿que hacer en laringitis?


La inflamación de la laringe en los perros generalmente se manifiesta por tos o ronquera. El veterinario puede hacer el diagnóstico y tratar la laringitis usando un llamado espejo de laringe. Es importante que no espere demasiado si su perro se ve enfermo, ya que la laringe puede volverse crónica y la terapia se vuelve mucho más costosa. Si sospecha laringitis, debe ir al veterinario con su perro - Shutterstock / Photographee.eu

Hay varias formas en que el veterinario puede tratar la laringe del perro. El que finalmente elija depende de lo que desencadenó la laringitis y de si es aguda o crónica.

Tratar la laringitis aguda del perro

La laringitis aguda en perros a menudo ocurre como un síntoma concomitante de un resfriado, otra infección respiratoria viral o bacteriana. En este caso, el veterinario puede tratar esencialmente el síntoma principal, la tos, para que la laringe ya no esté irritada y pueda recuperarse. Luego, el médico le dará un medicamento para la tos. Una causa bacteriana también se puede evitar con antibióticos.

Su perro necesita mucho descanso durante el período de recuperación y no debe esforzarse físicamente. De lo contrario, su tracto respiratorio está sobrecargado y su sistema inmunológico tampoco puede combatir la inflamación. Cualquier cosa que fortalezca el sistema inmunológico de su perro es buena para una laringitis. De lo contrario, la laringitis no se cura adecuadamente y puede volverse crónica o causar dificultad para respirar. Así que tómate un descanso durante el entrenamiento y cambia de marcha cuando salgas a caminar con tu amigo de cuatro patas. Su perro también puede inhalar los vapores del té de manzanilla, esto alivia la inflamación y contribuye a una recuperación más rápida. Sin embargo, el té de manzanilla no es la única terapia.

Perro con resfriado: ¿cuándo ir al veterinario?

El resfriado de un perro generalmente desaparece tan rápido como ha llegado. Mientras ...

Laringitis crónica: ¿que hacer?

En principio, la laringitis crónica en perros puede tratarse exactamente de la misma manera que la laringitis aguda. Sin embargo, la terapia aquí tiene lugar durante un período mucho más largo; Puede tomar varias semanas para que su perro vuelva a ponerse de pie, en algunos casos debe tener cuidado durante el resto de su vida y mantener su fuerza. Piense en cómo puede mantener a su perro ocupado sin tener que hacer demasiado esfuerzo físico.

Por ejemplo, elija una ruta diferente para su caminata con más frecuencia para que pueda descubrir nuevos olores interesantes. En lugar de agilidad, puedes probar hoopers o degility con tu amigo enfermo de cuatro patas: no se trata de velocidad o poder de salto, sino de habilidad y concentración. El entrenamiento de obediencia también sería una gran opción, ya que no solo alienta a su perro mentalmente sino que también fortalece su vínculo mutuo.

En el caso de la laringitis crónica, el veterinario también puede administrar medicamentos con cortisona para que la inflamación sane mejor. Si la laringe del perro no mejora, pero empeora, si tiene problemas respiratorios graves o incluso no tiene aire, ¡es una emergencia! Llévelo al veterinario de inmediato; es posible que necesite cirugía.